Nuevos descubrimientos

 Investigan nuevos compuestos bioactivos para tratar enfermedades humanas


La bioquímica Silvia López, investigadora de la UNR, estudia el uso de microorganismos para biotransformar extractos en la búsqueda de nuevas sustancias bioactivas.


 “Uso sustentable de la biodiversidad para el descubrimiento de nuevos compuestos bioactivos” es el título del proyecto de investigación que desarrolla Silvia López, bioquímica y docente de la UNR. Su estudio está centrado en la exploración y manipulación de fuentes provenientes de nichos ecológicos diferentes cada uno de ellos con una complejidad genética específica, lo cual supone aumentar las posibilidades de éxito en la obtención de metabolitos bioactivos novedosos. Para la investigadora, el resultado de esta combinación “permitiría una aplicación racional para el desarrollo de nuevos fármacos, y la puesta en marcha de bioensayos novedosos que pueden ser la clave para el descubrimiento de nuevas drogas”.


La evolución del estudio fue atravesando distintas etapas e involucrando diversos campos de investigación científica para dar respuesta a nuevos interrogantes que iban surgiendo. En una primera etapa, el estudio se propone trabajar con plantas, hongos y bacterias como fuentes de metabolitos secundarios aplicando las herramientas de la metabolómica y realizando el aislamiento bioguiado y caracterización de moléculas bioactivas.


“Si yo estoy en una etapa de búsqueda de compuestos bioactivos, sea cual sea la actividad biológica, y tengo la forma de reciclar a todos aquellos extractos que son inactivos utilizando biotransformadores, voy a tener la posibilidad de reutilizar tantas veces cuantos microorganismos tenga, y las combinaciones pueden ser inagotables. Así, siempre voy a tener una nueva fuente de colecciones de compuestos potencialmente diferentes a lo que fue utilizado como sustrato, porque fue alimento de los elementos biotransformadores que son los microorganismos”, explica López.


De esta manera, además de utilizar reacciones químicas, la clave del estudio se halla en la posibilidad de trabajar con biotransformaciones de extractos, en “utilizar la maquinaria biosintética de microorganismos que se encuentran en la naturaleza y en nichos ecológicos que no sean tan fáciles de acceder” 


Estudio de las especies vegetales


Diversas investigaciones han probado que los microorganismos en general, y los endófitos en particular, representan una fuente promisora de productos naturales bioactivos novedosos. Si a un programa de búsqueda de organismos endofíticos se lo focaliza hacia el relevamiento de especies vegetales endémicas, las cuales no han sido estudiadas previamente, las probabilidades de éxito del mismo se multiplican.


“Propuse hacer un estudio de las poblaciones de microorganismos, me refiero a hongos endofíticos de plantas de nuestra región, fundamentalmente algunas familias de plantas a las que tuve acceso en mi recorrido profesional como las Piperáceas. Estuve en contacto bastante con estas especies en mi posdoc, entonces, conocer la química, la capacidad de producir metabolitos secundarios de las especies de esta familia me da una cierta tranquilidad a la hora de ver qué tipo de metabolitos podría esperar si estudio el background que tiene la planta y además lo que son capaces de producir los microorganismos que son aislados a partir de ella”, menciona López y agrega que “con todo lo que aprendido hasta ahora en cuanto a aislamiento e identificación por taxonomía clásica y molecular, estamos dando los primeros pasos sobre la posibilidad de producir metabolitos y de generar compuestos bioactivos para poder abarcar más especies del género peperomia y otras familias”.


 Impacto social y productivo


El estudio de microorganismos puede resultar en una fuente inagotable de herramientas para que el hombre aplique en la búsqueda de nuevas soluciones productivas o terapéuticas. Como ejemplo podemos mencionar la versatilidad de algunos fermentadores, como la levadura Saccharomyces cerevisiae, y su potencialidad en la industria alimenticia; o el amplio universo que se abrió a los ojos del hombre a partir del descubrimiento de la penicilina en Penicillium notatum por Fleming y el posterior auge de los microorganismos en la industria farmacéutica.


Según la investigadora, uno de los objetivos del proyecto es “tener un acercamiento con la sociedad buscando soluciones aplicadas a través del sector productivo. Fundamentalmente en nuestra región que es agrícola-ganadera por excelencia, hemos hecho contactos muy preliminares con personas que se dedican a la producción de semillas para utilizar colecciones de compuestos como son los extractos ya sea de plantas o de hongos en diferentes condiciones, con el fin obtener sustancias bioctivas que se puedan utilizar para el control de enfermedades que afectan cultivos de la región”.


No obstante, el objetivo final y, al mismo tiempo, el punto de partida que movilizó a López y sus colaboradores a adentrarse en esta investigación radica en la posibilidad de curar enfermedades que afectan la salud de la población en general. “En este caso nuestro primer abordaje ha sido buscar antibióticos para tratar enfermedades bacterianas producidas por estafilococos aureus, escherichia coli, bacterias que constantemente causan enfermedades, muchas de ellas muy difíciles de curar y con un alto nivel de resistencia, de reincidencia a las infecciones y que provocan la muerte en muchos casos”, explica López.


Áreas disciplinares y campos de aplicación


Este proyecto es multidisciplinario abarcando aspectos de la Botánica, la Microbiología, la Química de los Productos Naturales, Química Medicinal y la Bioquímica, entre otras. Para esto, la investigadora trabaja con colaboradores que hacen su aporte a partir de sus experiencias y formación en estas áreas diversas. La doctorando Natalí Ruiz, becaria del CONICET, es una de las personas que trabaja a la par de López. “En este momento, además de ella, hay estudiantes de bioquímica de 5to año de la Facultad que están haciendo sus primeros pasos en investigación. Hay colaboradores que me ayudan muchísimo en este proyecto interdisciplinario, como la doctora Cecilia Fulgueira y el profesor Ricardo Furlán”, concluye López.


Fuente:unr.edu.ar

Publicado el día 3 de julio de 2013

 

Edicion Actual

Ediciones Anteriores

Visitas

free counters